Sunday, December 03, 2006

hasta la no victoria

Thursday, November 30, 2006

Combatiendo el Próximo Verano.

¿Harto de promociones banales y gordos generosos apilados en los gimnasios siempre dispuestos a regalarle algunos kilos al destino? ¿Harto de falsas promesas de bronceados e inmensos catálogos de productos capilares?*. ¿Harto de sentirse perseguido por la peor música de todas las estaciones y las locutoras que nos sodomizan con sus agobiantes reportes del tiempo?. ¿Harto de que la gente se tome la libertad de vestirse con horrendos colores flúores y pésimas combinaciones multicolores? ¿Harto de no poder estar siquiera sentado en una butaca ni encontrar posición alguna que le siente bien (porque total, igual vas a terminar todo sudado)?. ¿Harto de no poder evitar que su ropa termine adherida a su corporeidad e impregnada en mares salados de sudor?. ¿Harto de que los reptiles salgan de sus cuevas para reposar al sol con sus lentes y sus poses despreocupadas?. ¿Harto del puto verano?

Es bueno comenzar mencionando que usted no está solo en el mundo. Fíjese que tonto el gordito que vive al lado de su casa, él cree que yendo dos meses a levantar pesas irrisorias va a eliminar esa acumulación sebácea de nueve meses acodado al estaño de Burguer King.

La gente en verano se entrega en cuerpo y alma a las más grandes bazofias musicales, adquiere un bronceado de dudosa procedencia y combate por la permanencia de códigos y tendencias fugaces.

Los muy caraduras, andan por la calle con shorts y ojotas, calzan sus remeras con diseños salpicados y abusan de colores inimputables. Claro, es legal, uno mientras no atente al pudor se puede vestir como lo desee... pero, ¿todo lo legal es ético?. No señor, no sea grasa.

Este blog se declara en contra del verano y su propuesta va mucho más allá de erradicar el sol mediante reiterados atentados. Ya que nuestro óptimo es utópico (todos quisiéramos bajar el sol de un hondazo), solo pretendemos llevar el verano al margen de las invasiones antes mencionadas. ¿Qué pretendemos? Sobrellevar esta estación que nos oprime dentro de los cánones de la paranormalidad que nos caracterizan. “Somos ñoños, queremos ñoñear”.

Basta ya de la exposición al sol: es nocivo, hace nana. Erradiquemos la grasada de los certámenes de colas Reef, ¿por qué no competir al que use los cristales de sus anteojos más gruesos?. ¿Hasta cuando las remeras mojadas? ¡Basta! Reluzca sus pantalones de tela gastados porque hace cinco años que es lo único que usa. Exhiba sus propios diseños de remeras, intérnese en el cine más cercano, en la playa no hay lugar para usted. Combata las emisoras de frecuencia modulada y los bronceadores, son prescindibles. Ame Internet, quiérase.

Música para combatir el calor sin sentirse desubicado:

(el surf rock se hizo para bailotear, no para que sus músicos se luzcan con camisas horrendas)

Autoramas

The Supersónicos

The Tormentos

Los Kahunas

Beach Boys



*Si vas a la playa el pelo se te va a pudrir igual, sabelo rubiah.


drinkmacpay@hotmail.com

Sunday, November 19, 2006

MAC PAY: siempre defendiendo los derechos del miope


Siempre cargué con el estigma de ser miope. De chico me decían Mr. Magoo en alusión a aquel viejo y querido personaje y más de grande en el club me bautizaron “Murciélago”. La vida se ha emperrado con mi noble humanidad y me ha obsequiado el peso de cargar con un 3,50 (o. d.) y 3,75 (o. i.).

Es por eso que hoy los convoco: he decidido comenzar una vida de activista pro derechos del miope. Porque sí, somos seres inferiores, pero tenemos derechos... y sobre todo, tenemos corazón, locoh (¿?).

Como “Comandante en Jefe” del Comando Insurgente Andrea Bocelli, no pretendo atentar contra las más sagradas instituciones de nuestro republicanismo mientras no haga falta, simplemente, al igual que Maquiavelo lo expresara en su recordado prólogo, “pretendo ser útil”. Y es justamente por esa causa que hoy comienzo una campaña de concienciar a los miopes sobre los peligros del mundo real con este “DECÁLOGO PARA LA FORMACIÓN DE UN BUEN MIOPE”.

Imprímalo y péguelo en la cabecera de su cama, compañero, “Porque tu lo vales”.

DECÁLOGO PARA LA FORMACIÓN DE UN BUEN MIOPE



1. Siempre salude a la gente que lo mira. Esa nebulosa con forma de androides con profusos límitesque oscila en sus inmediaciones probablemente sea algún individuo y como tal puede ser un conocido. No sea antipático, don.

2. Extienda su brazo para detener cualquier medio de transporte colectivo cuando éste se encuentre a 30 o 40 metros aunque no hayas descifrado de qué línea se trata. Una vez que el gallego detenga su maquinaria tendrá tiempo para ver si es un 60 rojo o un 151 negro.

3. Procure conseguir asiento en las primeras filas del aula; utilice sus discapacidades como excusa para simpatizar al docente. Olvídese de los prejuicios, es bien conocido por todos que el miope tiene una propensión natural a la alcahuetería.

4. Evite caminar en las cercanías de ventanales o lucernarios que estén al alcance de su cabeza. Puede terminar reventado.

5. Procure retener rasgos característicos de cada una de las personas, será útil para volver a reconocerla. Aún así en caso de que no logre recordar la fisonomía de una persona con la que charló alguna vez finja que si lo hizo y utilice monosílabos en el diálogo que escondan su ignorancia. En caso de que sea una charla a escasos metros de distancia y se de esta situación, tenga en cuenta manejar la posibilidad de que usted además de miope es un pelotudo. Se supone que los ojos le funcionan bien a corta distancia, huevón.

6. Tenga siempre algún juego de lentillas de contacto de reserva en su hogar. Hay determinadas actividades que no son compatibles con sus armazones. Póngase en lugar del prójimo e imagínese la tentación que debe ser partirle los anteojos de un codazo a alguien en un evento hardcore.

7. Usted ha nacido así, la naturaleza no lo quiere. Es usted un ser defectuoso con serios problemas, es por eso que TIENE que evitar el resentimiento que eso implica. Evite vínculos con la política o cualquier otro ambiente que le pueda facilitar los medios para desquitar su furia existencial con terceros. Busque un fundamento racional a su trauma.

8. Instrúyase en demasía. Logre el dominio de las herramientas tecnológicas cual si fuesen una extención de su corporeidad y adopte posturas extrañas en cuanto a sus instintos altruistas. Asista frecuentemente a Cinemateca y recitales de The Supersónicos o Weezer: no se sienta solo en el mundo.

9. NO aproveche de su proyecto de ceguera para hacer feliz a la gente: evite darse contra puertas y llevarse puesto todo lo que se le atraviese. Después de todo, usted es una persona enferma y no un bufón. Un poco de respeto, che.

10. Si alguna de las catástrofes del punto anterior sucediese, tenga a bien mirar a su alrededor. En caso de localizar algún conocido, levántese con hidalguía como si allí nada ha pasado: fue un accidente y su orgullo prevalece ante todo. Si usted no reconoce a nadie, aproveche para mariconear por el golpe recibido y reclamar un poquito de amor, después de todo, puede encontrarle el lado placentero a su discapacidad.

drinkmacpay@hotmail.com
***

--> 2 breackin' news.

* Después de tanta amargura destilada para con ese medio, tengo fotolog: www.fotolog.com/mac_pay . Los floggers son más cariñosos y generosos que ustedes, mocosos.

* Estoy pensando cómo estructurar "El Show del Shoni" (o "El Yow del Yony" o "El Chow del Choni") con un material sublime que generosamente me obsequió la Sra. Circe. Pronto habrá novedades.

Wednesday, November 15, 2006

"Y el tercer día apagó la luz".

Soledad.
Tenue luz de las velas.
Murmullo.
Ruido de lluvia.
¿Poesía? LAS PELOTAS.

Me quedé sin luz, igual que todo Montevideo. Un crío como yo, solito, desprotegido y sin teléfonos que funcionaran, se vio inmerso en un pasaje inédito de la Odisea y tuvo que salir a luchar contra la oscuridad, el viento que se filtraba, ruidos molestos, truenos asustones (?) y muebles colocados en los lugares más insólitos de mi casa.
Legué a la cocina al tanteo. Me golpeé un par de veces en el camino y una vez allí logré encender una hornalla. No iluminaba un carajo, pero al menos me confirmó que no estaba ciego. De casualidad encontré un celular y con esa lucecita logré iluminar un cajón y encontrar un pedazo de vela.
La prendí, agarré el radiotransmisor a pilas y me acosté, como los viejitos.

Pero el apagón vino bien por algunos motivos:
a) Porque me di cuenta que soy un cagón, pero no taaaaaanto como pensaba.
b) Porque hoy nadie vio Zona Urbana (como debe ser)
c) Porque escuchar la radio me hizo recordar a Benito Nardone que es el tipo más bruto del que jamás oí hablar y con eso me reí todo el tiempo.
d) Porque no tenía idea que escribir en el blog y me dio de comer.

Gracias UTE y ANTEL.


Friday, November 10, 2006

Leónidas y Gregorio:

Continua la saga delirante pseudo literaria canina.

Leónidas es de esos perros que nunca tuvieron nada. Es por eso que el y su harapiento dueño que ahora gozan de una buena situación hayan adquirido con el paso del tiempo ciertas artimañas propias de personas de baja calaña con un mínimo de poder.
Se hace difícil distinguir la totalidad de las razas que se cruzan en su genética, por más que su apariencia física se vea invadida por una influencia de ovejero alemán ordinario.
Perdió sus primeros años vitales en la búsqueda desesperada de su padre biológico por las calles del barrio Penarlo, olfateando cada zaguán con una incansable voluntad y el profundo deseo de que cada puerta sea la definitiva en la quimera de su vida.
Fue en estos trámites que dio con Gregorio, un exitoso panadero de la zona que a base de diez y seis horas diarias de trabajo durante veinte años de su vida había logrado establecer una pequeña cadena con tres sucursales.
Sus primeros feedback fueron conflictivos, yo diría una mierda. El primero le cagaba el zaguán al segundo, mientras que el segundo cagaba a patadas al primero, y así sucesivamente.
Fue una relación de intereses lo que originó un giro radical en este intercambio fecal. Gregorio compró el alma de Leonidas a cambio de un recóndito rincón en su cómoda residencia para luego obsequiársela a su mujer: La Gorda Martha.
Hoy, con doce años de vida y a ocho de su máximo acto de prostitución moral, se ha convertido en altanero y orgulloso. Camina facineroso por la calle y ostenta de su gordura artificial, aunque sus bases mersas permanezcan intactas.
Gregorio es amigo de Alfredito. Leonidas ha influido en la personalidad de Chicho. Y yo ya no se que hacer con este blog.

drinkmacpay@hotmail.com

Monday, November 06, 2006

Navegando con el Tío Mac

Es cierto que la creatividad es un bien de carácter escaso, pero nunca estuve en contra de los fórceps, así que Hace un par de días que no me sale nada. No hay caso, no se me cae una idea.
permaneceré sentado frente a la pc hasta que se me ocurra algo y si es necesario haré uso de mi fama de tipo histérico y me daré la cabeza contra en teclado cuantas veces sea necesario.
De todos modos, el mundo y la internet son dos objetos muy generosos que siempre nos alimentan. Por lo tanto, mientras me auto flagelo les dejo unas direcciones de las cuales hoy fui testigo.

-

Wikipedia es un mar de genialidades.
Todo lo que usted siempre quiso saber sobre la pelusilla del ombligo y nunca se atrevió a preguntar, está allí.

Las celebridades en Wikipedia también se hacen sentir. Tal es el caso del "Pity" Álvarez, intelectual argentino de estos tiempos y lo curioso es que alguien haya pensado en el para escribir un artículo, pero bueno, no voy a decidir yo que es lo que debe hacer la gente con su tiempo libre. Este individuo es autor de grandes frases como "this is estar en el horno", o su gran declaración a Much Music, "nosotros vivimos en una localidad donde los cables después de una tormenta hicieron fdjshkfsd", dice haciendo un gesto de separación con los dedos, "y ahora estamos esperando que venga la municipalidad para que los cables vuelvan a hacer kfghkhdgk para volver a conectarnos a internet" completó el sabio Pity mientras volvía a unir sus dedos. En sus ratos libres roba remises. Una vez lo vi en vivo en una pequeña ciudad del interior del Uruguay. Le toqué la espalda, fue un asco.

Wikipedia también tiene su sección Wikiquotes donde se citan las frases más célebres de los personajes. Si hablamos de frases célebres, no podemos olvidarnos de Ricardio Iorio. Metalero él, reivindicador de los viejos valores del gaucho argentino y usual dispensador de frases repulsivas anti semitas e infradotes varios a la altura de su estirpe. Igual tiene algunas geniales, tales como: "El que pierde sentido de la orientación que compre una brújula y se la meta en el orto"

Pero sin dudas lo más curioso que vi hoy fue en un artículo dedicado al Dr. Mariano Grondona. No hace mucha falta hablar de él. El tipo es excesivamente instruido, aunque yo jamás usaría tamaña instrucción de esa forma. Lo curioso es como Wikipedia (en realidad, quien haya relatado el artículo) lo describe: "Mariano Grondona milico".






Wednesday, November 01, 2006

Sumergiendome en el mundillo metalero (primera y ùltima vez)

O tambièn tituado:
"La noche que fui a ver a Rey Toro", o
"Al borde de la explociòn", o
"Necesito escuchar Radiohead para tranquilizarme".
"This is estar en el horno"
Pity Alvarez,
(no) pensador contemporàneo.
En una sección de unos treinta metros cuadrados de un gran local nocturno de Montevideo , eran dos barmen disponibles para ocho clientes. Estos ocho clientes se conglomeraban en tres grupos. Cuatro hombres que bebían cerveza, dos chicas que charlaban alejadas de la barra, y dos amigos con sus vasos largos de whisky acodados a una torre de wafles a un par de metros de los bar tender. Uno de estos dos últimos era él, el otro, yo.
Descendiendo unos siete u ocho escalones se accedía a una nueva sección. Una suerte de subsuelo inmenso con un escenario ideal. Debajo del escenario, cientos (o quizás mil) individuos interactuaban irracionalmente ante una vedette carismática que enardecía a las masas con su ruido. La vedette: REY TORO.

Una mezcla poco recomendada entre solidaridad y curiosidad me llevó a ese lugar. Junté coraje, respiré hondo y me dejé llevar por una improvisada invasión de tolerancia. Siempre sentí algo de aversión hacia el heavy metal, aunque respeto mucho a algunas personas a las que el género fanatiza.
El ambiente era muy particular, tal como es previsible dentro de cualquier tribu urbana. Las apariencias parecen ser un intento frustrado por ostentar virilidad, o vaya uno a saber que, pero tampoco me interesa desglosar cuanto complejo pase por esas almas. Pese a lo impactante del ambiente, lo hostil no pasó por la inseguridad ni la violencia, parece haber un contrato tácito de paz y amor con el prójimo-metalero. La particularidad creo que radica por el enfrentamiento cara a cara con una forma de asumir la vida que no me corresponde y espero que nunca me corresponda en mi vida.

La estética es todo un tema. Son excesivamente altos, excesivamente bajos, excesivamente gordos con panzas excesivamente duras, así como excesivamente flacos con huesos excesivamente marcados. Son también excesivamente musculosos o excesivamente flácidos, tal vez excesivamente tatuados y perforados, excesivamente tachonados o excesivamente pálidos. Todos se exceden en su producción, aunque lo nieguen, todos persiguen una actitud y todos se entregan en cuerpo y alma a sus referentes con sus respectivas simbologías.
En cuanto a lo netamente musical no sabría que decirles. En todo momento temí que mis meninges bajaran los brazos en su lucha por la resistencia y mi cabeza explotara, ensuciando así las paredes del boliche con una mezcla repulsiva de pus y sangre. Solo retuve una frase: “poppies bizarros tienen el poder”. Y si, querido, lo tenemos, igual muchas gracias por participar. ¿Nunca escuchaste aquella canción malísima que decía “pop goes the world”?.
Arriba se acabaron los whiskys y había que bajar en búsqueda del metalero al cual acompañamos. Terminó el recital y había que huir, nuestros oídos merecían un poco de respeto y libertad.
Igual siempre se termina volviendo... y más si es por una buena causa. En la puerta conocimos a una blogger, y fue un gusto.